David Ross, el padre de la fotografía de marketing político

David Ross, el padre de la fotografía de marketing político

El Confesionario
Por: Ray Zubiri

Platiqué con David Ross Zundel y de ver­dad que es un placer escuchar el sinfín de historias que tiene de cualquier cantidad de personajes de la política nacional e in­ternacional que han pasado frente a sus ojos y lente de cámara. Toda una vida de retrato fotográfico a presidentes de más de 100 países, gobernadores, legislado­res, artistas, premios Nobel, deportistas y empresarios.

El primer personaje a quien fotogra­fió fue Don Luis Legorreta, presidente del Banco Nacional de México, hace 55 años.

A lo largo de su carrera de 79 años ha desarrollado la técnica del “Do in”, que lo lleva a figuras públicas y hace que su tra­bajo sea muy bien cotizado, poco regatea­do y una gran arma para hacer un candi­dato ganador. La técnica es sencilla: acu­presión para estimular los puntos clave de los centros de energía del sujeto a foto­grafiar y provocar con ello un relajamien­to total de facciones, logrando imágenes de alto impacto. Dicho de otro modo, usa drogas naturales: endorfina, dopamina…

Y, ¿CÚANTO CUESTA UNA FOTO DE UN CANDIDATO GANADOR?
En 2009 el gobierno del estado de Queré­taro gastó 1 millón 69 mil 500 pesos en servicios de fotografía oficial para el go­bernador José Eduardo Calzada Roviro­sa y en la fotografía oficial de su gabinete en el año 2009.

El martes 23 de abril se filtró una co­pia de la factura expedida el 29 de octubre de 2009, detalla que la sesión fotográfica estuvo a cargo del fotógrafo David Ross. Mi pregunta quedo contestada, en reali­dad es una reasignación de recursos, en vez de invertir en un montón de souvenir para regalar a la gente inviertes en una buena foto que te proyectara de una ma­nera positiva en la gente que votara por ti.

Ross es brillante, cursó la carrera de Ingeniería Civil en la UNAM, la Maestría en Administración y Mercadotecnia en la Universidad de las Américas y una segun­da Maestría en Psicología Práctica en la Universidad Estatal de San José, Califor­nia, tiene un gran sentido del humor y un buen conversador es hijo de don Moi­sés Rosenberg, “Padre del Periodismo Ju­dío en México”. Me pareció interesante la entrevista, sentía el “Timing”, su ener­gía, no sé si me aplico el “Do In” pero se­guramente sí, porque antes de iniciar la entrevista platique varios minutos con él, me conto chistes, me albureo y me lleva­ba de una historia a otra, igual te habla­ba de Rigoberta Menchu que de su ami­go Carlos Slim quien por cierto es un gran promotor del trabajo de David Ross, pues le ha mandado a sus amigos presiden­tes de algunos países a sacarse sus fotos con Ross.

Llamado por los estudiosos como “El Científico del Arte de la Imagen” asegura que una fotografía es la diferencia entre empezar a ganar una elección o el inicio de fin de una carrera política, Ross no solo toma fotografías sino que retrata emocio­nes las cuales envían información al elec­torado para emitir su voto hacia alguien.

Su materia prima es la persona, sus sentimientos, su cara que es capaz de ex­presar 10,000 expresiones y micro ex­presiones diferentes, que pueden ser tan cambiantes como el viento, pues cada una de ellas fluye de acuerdo con nues­tras emociones que son las que confor­man la expresión.

El uso de los filtros o el embellecimien­to es algo que no está en la técnica de Da­vid, el asegura que el Photoshop solo lo usa para las arrugas, pero de la ropa. Ya que las líneas del rostro inspira confian­za, confiabilidad, veracidad y genuinidad “Los políticos saben lo que quieren comu­nicar, el problema es que no siempre lo lo­gran expresar en una fotografía” los po­líticos no tienen por qué echarle la culpa de decir o hacer pendejadas pero si a su consultor porque usurpa un papel y una responsabilidad fundamental que tiene.

Su técnica va más allá de los paráme­tros fotográficos, David Ross se involu­cra de forma personal con sus fotogra­fiados, captando la verdadera esencia de la personalidad y eso ha hecho que hoy quien se diga ser político tiene en su ofici­na una foto tomada por David Ross Zun­del, el maestro de la expresión.

¿Quién le toma las fotos a David Ross? le gusto la que le hizo Raúl Rodriguez gran amigo y fotógrafo poblano de la re­vista Campaigns & Elections México, a quien le gustaría dejarle su legado.

A lo largo de su carrera ha tenido va­rias satisfacciones una de ellas fue de Ri­goberta Menchú, Premio Nobel de la Paz, en la que me dice que desde pequeña ha­bía aprendido a no dejarse retratar, pues­to que con la fotografía se robaban el al­ma de las personas.

David Ross Zundel a sus 87 años de edad dice que apenas está iniciando su ca­rrera, además él tiene su figura en el Mu­seo de Cera de la ciudad de México en la sala dedicada a los expresidentes, sin ser presidente.

Aquí puedes ver la entrevista completa: https://www.youtube.com/watch?v=aVOue2-Ha-g

​La columna de esta semana ha terminado pueden ir en paz.

¡Escúchenme! de lunes a viernes de 11 a 12 horas en La Farándula con Ray Zubiri en el 96.1 FM | www.arroba.fm/puebla/ | y escríbanme  rayzubiri@yahoo.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *